El Experimento

Das Experiment Título: El Experimento (Das Experiment). Año: 2001. Género: Drama, Suspense. Nacionalidad: Alemana. Idioma original: Alemán. Duración: 119 minutos. Director: Oliver Hirschbiegel. Guión: Mario Giordano, Christoph Darnstädt y Don Bohlinger. Basado en la novela “Black Box” de Mario Giordano. Fotografía: Rainer Klausmann. Música: Alexander van Bubenheim. Intérpretes: Moritz Bleibtreu, Justus von Dohnanyi, Maren Eggert, Christian Berkel, Oliver Stokowski, Wotan Wilke Möhring, Stephan Szasz.

Sinopsis: Tarek Fahd es un taxista que un día ve en un periódico un anuncio de trabajo en el que se buscan personas para un experimento social de 14 días de duración y que pagan realmente bien. Se apunta y tras pasar el proceso de pruebas es seleccionado junto con otras 19 personas para realizar el experimento, el cual consiste en simular durante esos 14 días la vida en una prisión, dividiéndose los sujetos en 2 grupos: los guardias, formado por 8 de los sujetos, y los reclusos, en el que se encuentra Tarek junto con 11 sujetos más.

La película, que supongo que a parte de estar basada en el libro de “Black Box” lo estará en el experimento que llevó a cabo Philip G. Zimbardo en la Universidad de Standford sobre este mismo tema, o quizá el libro se base en ese experimento, no lo se, pero lo que tengo que decir es que ciertamente me ha parecido una película muy buena y realmente interesante, quizá más por la historia que cuenta que por como ha sido llevada a cabo por el director, pero que realmente merece la pena ver. En ella vemos como las situaciones extremas, al igual que la sensación de absoluto poder, pueden sacar lo peor que llevamos dentro, no importando como fuésemos antes de esta situación, ni tampoco quien se interponga en nuestro camino, demostrando que las reacciones humanas pueden ser realmente sorprendentes y sobetodo, crueles.

La verdad es que la película ha conseguido mantenerme, sobretodo en la segunda mitad, con una sensación de angustia e incomodidad bastante grande, aunque algunas de las escenas con más potencial se viesen relajadas por escenas oníricas, haciéndola perder parte de la tensión y sensación de angustia, y es una lástima, ya que si hubiesen querido podrían haber exprimido mucho más este aspecto… además, dichas escenas oníricas le cortaban el ritmo a la película, lo que estropea un poco el resultado final, pero aun así la sigo viendo como una película altamente recomendable.

Enlaces relacionados: