Mad Max 3: Más Allá de la Cúpula del Trueno

Mad Max 3 Título original: Mad Max Beyond Thunderdome. Título castellano: Mad Max 3: Más Allá de la Cúpula del Trueno. Año: 1985. Género: Acción, Ciencia-Ficción. Origen: Australia, USA. Idioma original: Inglés. Duración: 107 minutos. Director: George Miller, George Ogilvie. Guión: George Miller, Terry Hayes. Música: Maurice Jarre. Color: Color. Intérpretes: Mel Gibson, Tina Turner, Bruce Spence, Angelo Rossitto, Paul Larsson, Angry Anderson y Robert Grubb.

Sinopsis: Mientras avanza por el desierto con su carreta, Max Rockatansky es asaltado y le roban todo lo que tiene. Continuando su viaje a pie consigue llegar a Negociudad, donde llega a un acuerdo con su máximo dirigente para recuperar sus posesiones a cambio de ayudarle a debilitar al cacique energético de la ciudad.

Comentario: La película empieza bastante interesante, manteniendo el espíritu de las dos anteriores, pero cuando está a punto de llegar a la mitad, se tuerce, primero con una tremenda paja mental para a continuación convertirse en un híbrido entre Mad Max y una película de Disney y terminar con un mal plagio a la parte final de Mad Max 2: El Guerrero de la Carretera, no se, la verdad es que me ha resultado bastante decepcionante, sobretodo porque el principio era prometedor.

La historia de la película es bastante sencilla y sin pretensiones, hasta que llega a la paja mental, donde se empiezan a suceder hechos que no tienen demasiado sentido dentro de la película y cuyo argumento está cogido con alfileres.

Respecto a las actuaciones, pues la de Mel Gibson es bastante buena, pero claro, dentro de lo que cabe, es que el personaje parece un traje hecho a su medida. Por otra parte la actuación de Tina Turner simplemente es pasable, y la verdad es que no llama demasiado la atención por su credibilidad.

Del apartado musical se encarga Maurice Jarre, padre de Jean Michel Jarre y ganador de 3 Oscars por su labor como compositor para bandas sonoras de películas, pero su estilo no me parece que logre encajar en la película, y en este aspecto me parece que lo hacía mejor el compositor de las dos películas anteriores, Brian May (no, no es el de Queen, es otro).

El vestuario es otra de las cosas que cambian, pasando de los modelos de cuero de corte sadomasoquista de las anteriores a una especia de mezcla entre protecciones de hockey y las que le daban a los concursantes de “Gladiadores Americanos”, desde luego todo un cambio negativo para la esencia de la saga. También se pierde la presencia homosexual de las anteriores… quizá sea porque como en esta Hollywood metió mano había que ser “moralmente correctos” y dejar sólamente la violencia, aunque bueno, incluso ésta se ve reducida y suavizada con respecto a las anteriores.

En general, esta película la considero para pasar el rato, pero desde luego no llega al nivel de la segunda, y con respecto a la primera, pues no sabría que decir, ambas tienen sus cosas buenas y malas, pero eso, que esta no es ninguna maravilla, sino simplemente entretenidilla.

Por cierto, se supone que la cuarta parte está en preparación y que se llamará Mad Max 4: Fury Road, pero Mel Gibson ha dicho que se niega a hacer de Max porque no se considera capacitado fisicamente para hacer el papel, y que si lo hiciese la película tendría que pasar a llamarse Fat Max, y hombre, la verdad es que el hombre ya tiene una edad… y parece que tiene dos dedos de frente, y no como Schwarzenegger cuando rodó la última de Terminator, que se encontraba en un estado lamentable (en el cual sigue).

Enlaces relacionados: