Steamboy

Gracias a uno de mis mecenas (Shavart), he podido ver esta película, a la que le tengo ganas desde que vi que la echaban en el cine, pero la cual no pude ir a ver por estar bastante liado. Luego lo fuí dejando por comentarios de la gente diciendo que le había decepcionado, y quizá por no esperarme gran cosa me ha gustado bastante.

Steamboy Título original: Suchîmubôi. Título castellano: Steamboy. Año: 2004. Género: Acción, Aventura, Ciencia-Ficción. Origen: Japón. Idioma original: Japonés. Duración: 121 minutos. Director: Katsuhiro Ôtomo. Guión: Katsuhiro Ôtomo, Sadayuki Murai. Música: Steve Jablonsky. Color o B/N: Color.

Sinopsis: La acción transcurre en Inglaterra en 1866, donde James Ray Steam es un chico de 13 años que trabaja en una fábrica téxtil ayudando al mantenimiento de las máquinas de vapor de la misma. Un día, Ray recibe un paquete mandado por su abuelo (un importante científico, al igual que el padre de Ray) que contiene una extraña esfera metálica, seguida de la visita de dos hombres que quieren hacerse con ella.

Comentario: Una película que claramente muestra la esencia de Ôtomo, y que en muchas escenas me ha recordado a Akira, donde más, probablemente al final, y es que este hombre parece ser un gran aficionado a las hecatombes.

La película en general me ha resultado bastante atractiva, aunque ha tenido momentos en los que me ha parecido algo infantil y otros en los que ha conseguido perder mi atención, sin contar alguna que otra incongruencia en el guión y en el transcurrir de los hechos, pero aun así, como digo, una película bastante atractiva.

Es la primera película de corte steampunk que veo, y lo cierto es que me ha gustado como se ha ambientado… para los que no sepáis lo que es el steampunk, deciros que es un género con muchas similitudes con el ciberpunk pero normalmente ambientado a finales del siglo XIX en un mundo en el que se ha conseguido realizar un increible desarrollo con las máquinas de vapor (tales como los motores de los antiguos ferrocarriles), llegando a construirse engendros mecánicos que nuestra mente no podría ser capaz de concebir, como por ejemplo la araña-robot de Wild Wild West o los vehículos usados por el capitán Nemo en La Liga de los Hombres Extraordinarios.

La animación es sencillamente excelente, se nota el altísimo presupuesto con el que contaba, ya que los movimientos son muy fluidos, y los gráficos generados por ordenador estaban perfectamente integrados.

El diseño de personajes también es puramente Ôtomo, es decir, algunos de los personajes son muy similares a personajes de otras de sus obras, con lo que sabes perfectamente que es lo que puedes esperar de él.

Sobre la banda sonora… pues hasta el final de la película ni me dí cuenta de su existencia, así que os es cojonuda y está perfectamente integrada o brilla por su ausencia, porque normalmente sí suelo prestarle atención a la música.

Un punto que me ha gustado bastante han sido los títulos de crédito del final, en los que a través de imágenes estáticas se narra la continuación de la historia, marcando los hechos principales y mostrando la evolución de ese futuro steampunk.

Probablemente lo que más me halla llamado la atención sea el debate de trasfondo sobre la verdadera orientación de la ciencia, los desarrollos tecnológicos y el uso de los mismos, ya que como todos sabemos, el mayor impulsor de los avances tecnológicos es la industria militar, y no la industria militar al estilo del ejército que intenta vendernos el gobierno español (esa Organización No Gubernamental dependiente del gobierno), sino al estilo estadounidense, con la belicosidad por encima de todo.

Y digo que probablemente me halla tocado ese tema porque soy estudiante de telecomunicaciones, y una de mis pasiones es la electrónica, en particular orientada a la robótica, y ya sabemos en lo que puede derivar eso, y es que… ¿puedes dejar que el dinero pervierta tus sueños e ilusiones o es mejor mantener tu integridad a costa de perder inversores?.

Así que, aunque por los comentarios que escuché, a la gente la película le había decepcionado, tengo que decir que a mí me ha gustado, quizá por que no esperaba demasiado de ella, pero el hecho es que me ha gustado, y es una película que dependiendo de tus intereses, puede hacer que te plantees cosas bastante importantes, aunque la forma de presentar este debate sea tan burda.

Enlaces relacionados: