Malacatín

Es cierto que, como se puede ver en los restaurantes que comento, me encanta la comida exótica, pero no sólo de eso vive el hombre, así que el otro día me fuí a Malacatín, donde se puede encontrar uno de los mejores cocidos de todo Madrid.

Nombre: Malacatín. Género: Cocina madrileña, especializada en cocido madrileño. Dirección: Calle de la Ruda 5. 28005 MADRID, ESPAÑA. Accesibilidad: Metro de La Latina (Línea 5). Horario: Abre al mediodía y por las noches, excepto sábado noche, domingos y festivos. Teléfono: 91 365 52 41. Tabaco: Se permite fumar en el local. Calificación: Muy bueno. Precio: Medio-alto (20€ por cabeza). Calidad/precio: Bueno.

El local en el que encontramos este restaurante no es demasiado grande, pero pienso que en él caben unos 30 comensales. La decoración está dedicada al mundo taurino, y sus paredes están casi totalmente recubiertas de fotos, carteles e ilustraciones relacionadas con las corridas de toros, dándole un aspecto completamente castizo. El personal del restaurante es muy agradable y en general hay muy buena mbiente. Eso sí, es muy recomendable reservar mesa si se va a comer allí, ya que es difícil encontrar sitio.

En el Malacatín se pueden comer tapas y otros platos, pero si vas allí y no comes cocido, no sabes lo que te estás perdiendo. Por 15€ descubrirás lo que es la abundancia cuando de la cornucopia que es su cocina empiecen a salir cazuelas, bandejas y fuentes a rebosar de comida, y es que con las raciones que ponen es completamente imposible quedarse con hambre, básicamente porque no es humanamente posible terminar con todo.

Primero para picar hay guindillas, cebollitas y pepinillos. A continuación ponen una cazuela con la sopa de cocido más sabrosa que podáis probar y un plato con cebolletas para acompañarla. Después sirven una fuente de garbanzos con patatas, otra con repollo y una salsera con tomate frito casero. Hasta ahí todo va bien, aunque piensas que quizá la cantidad de comida es demasiada… pero entonces llega la locura y traen un plato con tocino, otro con chorizo y morcilla, una fuente a rebosar de morcillo y manitas de cerdo, lacón, una pieza de codillo entera y una gallina. Comes, y sigues comiendo, y comes más, y ves como por mucho que comas siempre sigue quedando mucho de todo y es que difícil mermar el contenido de las fuentes, pero aquí la gran cantidad no interfiere con la calidad, y es que sirven el mejor cocido que podáis probar en Madrid. Afortunadamente entre los postres tienen un suave sorbete de limón que ayuda a evitar la pesadez de tanto cocido.

El precio por cabeza ronda los 20€ (como digo más arriba, el cocido son 15€), pero está completamente justificado por la cantidad y la calidad de la comida que sirven… de hecho por comparación casi me parece hasta barato.

Concluyendo… un local puramente castizo, un ambiente agradable y el mejor cocido de Madrid que lo convierten en un restaurante totalmente recomendable para los que vivimos en Madrid y completamente imprescindible para los que pisen estas tierras por turismo.

Enlaces relacionados: