Casa da Música

Por supuesto, en un viaje a Oporto, no puede faltar la visita obligada a la Casa da Música, un híbrido perfecto entre arquitectura contemporánea y el resultado de los últimos desarrollados en torno a la acústica arquitectónica.

Casa da Música

Nombre: Casa da Música. Género: Auditorio de música. Dirección: Av. da Boavista, 604-610 4149-071 Porto, Portugal (MAPA). Accesibilidad: Metro: Línea azul y línea roja. Autobús: Líneas 3, 20, 21, 23, 24, 34, 41, 44, 52. Horario: Abierto todos los días, de 10:00 a 20:00. Teléfono: 220 120 200 / 220 120 220. Página oficial: Casa da Música.

El edificio es obra del arquitecto holandés Rem Koolhaas (encargado, entre otros, del diseño del Museo Guggenheim de Las Vegas) y fue terminado de construir durante la primera mitad de 2005, siendo innaugurado oficialmente el 15 de Abril de ese mismo año.

El auditorio tiene dos salas principales usadas para conciertos, teniendo la mayor de ellas capacidad para más de 1200 personas y siendo la menor completamente modular, aportando una flexibilidad increible a la hora de realizar eventos en ella.

Ruggia

A parte, una de las cosas que más me sorprendió de este edificio es el increible aprovechamiento del espacio que se hace de él, ya que no tiene ningún espacio vacío y se ha usado cualquier rincón para hacer mini salas con particularidades acústicas distintas de las del resto y en las que poder llevar a cabo distintas actividades.

Sala Extra

El auditorio fue concebido para dar la posibilidad que todo el mundo se acerque a la música en directo, lo que ha repercutido en que los precios de la mayoría de los conciertos oscilen entre 5 y 15€ por persona, y que los géneros musicales abarcados sean muy amplios, desde ópera y música orquestal a rock y pop… por ejemplo, el día 6 de enero hay un concierto en el que podemos encontrar a 12Twelve, Fangoria y Nancys Rubias; y la innauguración no oficial del edificio fue con un concierto de Lou Reed.

Si se está interesado en visitar el interior, existen visitas guiadas todos los días por apenas 2€ (niños menores de 12 años entran gratis), y dependiendo de la hora serán en portugués o en inglés, y ciertamente, creo que es una visita indispensable.

Hall